Recuerdos musicales en forma de vinilo

Por | · · · · · · · · · · | Hablamos de Valencia | No hay comentarios en Recuerdos musicales en forma de vinilo

La música amansa a las fieras, reconforta el alma, excita la imaginación y envuelve en un halo melódico nuestros recuerdos. A veces, muchas veces, los incita. Un estribillo, un acorde, unas letrillas activan de repente algún mecanismo escondido en nuestra memoria y nos devuelven imágenes de nuestra infancia, de nuestra adolescencia… Hoy estamos modernos. Y algo roqueros. Aquí os dejo unos minutos musicales de hace 30 años. Genealogía musical con sabor a vinilo. Desde las tierras por las que transito.

Treinta años cumplen estos tres discos de vinilo dando vueltas sobre el giradiscos. En estas tres décadas, la crisis, los avances tecnológicos y las descargas piratas en internet han sacudido sin piedad a la industria discográfica. Y también ha menguado la creatividad de artistas y productores. Curiosamente y a pesar de ello, los protagonistas de esta triada musical (un single por cada provincia de nuestro territorio autonómico) han sobrevivido a golpe de redoble y acorde: Carlos Goñi (Revólver), Los Inhumanos y Juan Antonio Morcillo (el Bellaco). Cada uno a su ritmo y con su estilo propio. Ahí siguen, en el escenario.

Era 1983. Estrenábamos Estatut y con un barbado Lerma intentábamos olvidar el ridículo patrio en el Mundial 82. Desde Alicante, Garage publicaba su single ‘Quiero ser un Bogart’. Guitarras ácidas de un desconocido Carlos Goñi. A sus veintipocos años, el que meses más tarde fundaría Comité Cisne (grupo de culto para la crítica y la afición valencianas) dejaba escritos estribillos como éste:

“Hice el idiota ya dos veces,
y ya más veces no lo quiero hacer.
Quedé muy mal y destrozado,
nunca querré a otra mujer.”


Publicado por la discográfica madrileña Dos Rombos y grabado en los Estudios Tabalet de Alboraya, este sencillo fue el embrión de la larga carrera de Carlos J. Goñi. que se asentó definitivamente en Valencia. Tras su paso por Comité Cisne (‘Dulces Horas’, ‘Licor’, Ana Frank’, ‘La retirada’…) sigue con su proyecto personal, Revólver. Ahora anda de promoción de su último disco, ‘EnJoy Revolver’, un concierto ‘eléctrico’ grabado en directo en la sala madrileña Joy Eslava, en el que participó el incombustible Miguel Ríos. (Pregunta de trivial: ¿cuál fue el último disco de Miguel Ríos con canciones inéditas?) Además, Goñi aprovechó  también el final del año pasado para recuperar las canciones más clásicas del repertorio de Comité Cisne en una pequeña gira. Fue para exclusivo consumo de cuarentones y cincuentones de estos lares.

Segundo vinilo. Valencia. La brisa veraniega traía la música gamberra y festivalera de Los Inhumanos, combo numeroso nacido en las arenas de El Saler. Un proyecto por el que ni ellos mismos daban un duro y que se ha prolongado hasta nuestros días. En la memoria de muchos pemanecen indelebles estas letrillas:

Regala la historia de tu familia

“Manué, no te arrime a la paré
que te va a llená de cal, de cal, de cal…”


Poesía inhumana en estado puro. Se impuso al “Xiqueta meua, que del carrer eres l’ama” en más de una verbena fallera de aquellos tiempos. Si han sobrevivido es porque se han ido multiplicando y renovando, además de por la ‘ayuda’ en directo de prácticamente todos los músicos conocidos en Valencia, desde Carlos Goñi a José Luis Macías, Víctor Baxter o Puchi Balanzá.

La frescura de aquellos temas como ‘Ana’, ‘Lady Di’, ‘Verano Inhumano’, ‘Eres una foca’ o ‘Sambita Inhumana’ se fue diluyendo con el paso del tiempo entre pareados, ripios y giras ibéricas. Quizás sea una impresión demasiado personal, acorde a la presunta madurez de quienes les descubrimos en sus orígenes. La marcha de Alfonso Aguado (que fue vocalista del grupo tecno Última Emoción antes de enfundarse la túnica inhumana) ha dejado como líderes de la banda a sus hermanos Sergio y Nacho. Todo queda en casa. Próxima parada: un concierto en Colmenar de Oreja (Madrid) según anuncian en su web.

El disco fue editado en 1983 por Ediciones Milagrosas, tuvo una edición limitada de 1.300 ejemplares y sus cuatro canciones fueron grabadas los días 18 y 19 de junio de 1983 en los estudios Micro de Valencia. A pesar del aspecto casero de su primera grabación, Los Inhumanos llegaron a fichar por la CBS (¡el sello discográfico de Julio Iglesias!) y obtuvieron el doble disco de platino apenas cinco años después con canciones como ‘Qué difícil es hacer el amor en un simca 1000’.

“No sé que pasa que no puedo adaptarme a este mundo tan serio,
por la mañana salgo a la calle y la gente es de hielo.
Hielo, hielo, toda la gente es de hielo, hielo, hielo, hielo….”


Este gélido estribillo ha sido coreado hasta la extenuación por cualquier habitante de la provincia de Castellón que se precie de serlo en los últimos 30 años. Y algún vecino del sur e incluso de la meseta ha llegado a la afonía tarareando esta canción de la cara A del primer single de Morcillo el Bellaco y Los Rítmicos, publicado a principios de 1984 por el sello Xirivella Records y grabado en los Estudios Pertegás. Juan Antonio Morcillo sigue cabalgando, ahora con José Luis Lorente ‘El Chino’, el quinto beatle de la Plana, a las baquetas. Rock sin aditivos.

En la cara B, otros dos clásicos: ‘Estoy borracho’, posteriormente reversioneado y revivido de distintas maneras por Morcillo, y ‘Tu voz en el estéreo’. Cuenta la leyenda que Morcillo no acabó muy contento de la grabación de este single, por el peculiar estado de los instrumentistas, y que se quedó con toda la tirada. Matizo, con casi toda.

Morcillo es un personaje único en la escena musical. Su primera actuación en vivo data de 1968 y fue en el Teatro Principal de Castellón, con el grupo Los Sherpas, tal como recordaba recientemente el periodista David Hernández en la ‘Historia de la música pop en Castellón’. Luego llegaría su etapa al bajo con Los Auténticos y la compañía de los hermanos Miguel Ángel y Pedro José Villanueva (teclados y guitarras) y Jesús Gimeno a la batería. Fueron años de temas míticos como ‘La estrella’ (1981).


Al concluir la década de los 80, Morcillo dejó escapar a sus Rítmicos, quienes escogieron a Patrizia Escoín como vocalista para fundar ‘Los Romeos’, el grupo de Castellón que más altas cotas alcanzó con 75.000 discos vendidos. Cuando los discos se vendían y se compraban de verdad. ‘Mi vida rosa’ o ‘Muérdeme’ sonaron hasta la sociedad en los 90 en todas las radios de España. Tras idas y venidas, despedidas y bienvenidas, recorridos varios por Europa, Juan Antonio Morcillo sigue vivo y ‘rockeando’. Como los hermanos Aguado, como Carlos Goñi. Sólo han pasado 30 años.

‘Tres décadas de vinilos autóctonos’ Artículo publicado en VLC News (14/04/2013)

P. D.: Como dice Pep Gimeno ‘Botifarra’, “Te’n cantaré més de mil…”


Sin comentarios

Deja tu comentario