¡Vaya par de genealogistas!

Por | · · · · | Divulgación · Genealogía doméstica | No hay comentarios en ¡Vaya par de genealogistas!

Share on Facebook19Tweet about this on Twitter

Aquí nos tenéis, a Mireia Nieto y Enrique Boix, mano a mano. La autora de Tataranietos y un servidor de todos vosotros. Dos genealogistas en acción, juntos y envueltos por miles de historias familiares y una misma pasión, la genealogía doméstica, universal y viva, bien viva. Porque los recuerdos de los muertos los disfrutan los vivos. Y por eso estáis aquí leyendo estas líneas. Gracias por adelantado.

 

En una tranquila terraza del Guinardó barcelonés, rodeados de plantas y en un entrañable ambiente familiar, asistimos este pasado fin de semana a la presentación del segundo libro de Mireia Nieto, ‘Aprende a hacer tu árbol genealógico’. Después de ‘Nuevas Genealogías’, nuestra amiga se ha lanzado al apasionante reto de unir los conocimientos de la genealogía clásica, la de toda la vida, con los nuevos modelos de familia que ha aportado el siglo XXI. Y lo ha hecho aderezando su obra con todos sus pensamientos y experiencias.

 

Los que nos iniciamos hace unos cuantos años en el hechizante hobby —luego convertido en oficio— de buscar nuestros orígenes familiares, sabemos lo ancho e inabarcable que es el mar donde nos adentramos. Y lo oscuro que nos queda el horizonte. El nuevo libro de la autora de Tataranietos es un rayo de luz cálida para los que se inician en la genealogía y también, por qué no, para los que todavía no se han planteado rascar un poco en la historia de su propia familia.

 

—Oye, ¿no estás haciendo publicidad de la competencia?
—Pues no. Ojalá toda la competencia, todos los genealogistas que pueblan la península y tierras de ultramar, apostaran por una genealogía viva como la que irradia la obra de Mireia Nieto.

 

DSCF7468bis

Una imagen de la presentación del segundo libro de Mireia Nieto en Barcelona. (Fotos de Enrique Domínguez)

 

Como hemos dejado escrito en el prólogo, la genealogía se presenta a través del libro de Mireia libre de telarañas y de pomposas liturgias; se hace amena y cercana, apta para todos los públicos y maneras de ser y pensar. ‘Aprende a hacer tu árbol genealógico’ te invita a disfrutar de la investigación familiar, lejos, muy lejos del aroma a naftalina que desprenden muchos de esos tratados rancios y anticuados que pueblan bibliotecas y librerías.

Genealogista rima con trapecista

 

Leyendo sus páginas descubriréis que la genealogía ya no es sólo cosa de genes y os animaréis a romper miedos y tabúes para lanzaros a escribir vuestra propia autobiografía. Da igual que sean dos cuartillas manuscritas o medio centenar de folios mecanografiados a doble espacio por las dos caras. Lo importante es arrancar, plantar la primera semilla de ese árbol genealógico, que es el árbol de la vida, de una vida que no se acaba nunca, que se transmite de generación en generación.

 

Y así, bajo la agradable sombra de los cercanos edificios modernistas de Lluís Domènech i Montaner, los allí presentes —parientes lejanos y cercanos, escritores y seguidores, genealogistas aficionados y profesionales, la buena gente de verdad— compartimos experiencias, curiosidades y confidencias. Porque de eso se trata, de enriquecer nuestro bagaje vital con historias familiares propias y ajenas. ¿Has empezado ya a escribir tu historia familiar?


Sin comentarios

Deja tu comentario