Parirás con dolor y cada dos años

Cada hoja de nuestro árbol genealógico ha brotado del vientre de una mujer. Y lo ha hecho con dolor, mucho dolor. En bastantes casos, con partos encadenados en el tiempo, cada dos años, hasta casi el momento agónico de su vida. Así lo comprobé de nuevo, hace unos días, cuando andaba buscando a mi abuela […]