Virtudes del buen genealogista: paciencia, paciencia y… mucha paciencia

El refranero español y las leyes de Murphy andan llenas de citas sobre la paciencia y la impaciencia. El buen genealogista doméstico debe andar dotado de mucha, muchísima paciencia. Nuestra labor de investigación se adentra en variadas ocasiones en el profundo y denso mar de la burocracia. Aquí dejo unos ejemplos. Pueden sonar exagerados, pero […]

Voilà! Nuestro primer árbol genealógico

Avanzamos en nuestra investigación genealógica. Hemos dejado atrás la casilla de salida con nuestro certificado de nacimiento en la mano. Conocemos los nombres de nuestros padres y abuelos. Bueno, en realidad todo esto lo sabíamos desde hace tiempo, antes incluso de que nos entrara el gusanillo genealógico. Pero ahora lo tenemos documentado. Eso es lo […]

Cementerio de Muro de Alcoi

De visita por los… cementerios

Cementerio, camposanto, necrópolis, la otra vida, el más allá, el descanso eterno… Toc, toc. Tocamos madera y seguimos. Todo buen genealogista tiene un lugar vital para investigar. Tiene gracia hablar de vital… vital. (Del lat. vitālis). 1. adj. Perteneciente o relativo a la vida. …cuando nos referimos al espacio de la muerte por excelencia: el […]

Casilla de salida: El certificado de nacimiento

La investigación genealógica empieza por uno mismo.  Y curiosamente la casilla de salida es el final. Así que nos tocará caminar hacia atrás en el tiempo. Lo primero que debemos hacer es conocer documentalmente lo más básico de nosotros mismos: nuestro nombre completo, los de nuestros padres y los de nuestros abuelos. Además de sus […]