«Aquí te lego la historia de tu familia»

Son jubilados. Y no se conocen entre ellos. Ahora, después de seis décadas de vida cimentada, han decidido escarbar entre legajos para buscar sus raíces familiares. A su manera, cada uno de los tres, utilizan las herramientas básicas del genealogista doméstico: el DNI, un lápiz y un puñado de folios. Alguno incluso usurpa el ordenador […]

Virtudes del buen genealogista: paciencia, paciencia y… mucha paciencia

El refranero español y las leyes de Murphy andan llenas de citas sobre la paciencia y la impaciencia. El buen genealogista doméstico debe andar dotado de mucha, muchísima paciencia. Nuestra labor de investigación se adentra en variadas ocasiones en el profundo y denso mar de la burocracia. Aquí dejo unos ejemplos. Pueden sonar exagerados, pero […]