Pólvora, sangre y chocolate

Inés se sentó, quedó un rato en penumbra, arrimada al brasero, y cerró los ojos. «Ai, Pep, què farem?». Se encomendó al recuerdo de José García Sans, su marido. Echaba de menos en esa casa a oscuras el aroma a cacao. Mi abuela cuarta Inés Lliso Gurrea se había casado en Llombay en 1822 con […]

El día que doña Concha recuperó su casa

  Unas coplas escuchadas durante la infancia en un transistor amarilllo nos sirven de aderezo musical para contarles la pequeña historia que se esconde tras un rincón coqueto y amueblado de Valencia. Y lo hacemos en una jornada cualquiera, apagados los ecos de la sobredosis propagandística del Día Internacional de los Museos. Es lo que […]